Santiago de Chuco, tierra llena de tradición, devoción, y gran riqueza cultural.
En búsqueda del Culle
La lengua perdida, lengua de los poderosos ChukoWay's; pasado que permanece dormido.

No lo voy a negar; en un principio cuando me enteré que antiguamente en la región que hoy ocupa Santiago de Chuco se hablaba la lengua Culle, una lengua muy distinta al quechua, me puse a investigar sobre las palabras de las cuales se tiene su significado, pero ninguna de estas palabras me pareció conocida, llegando a pensar que esta lengua en alguna época del tiempo se había perdido completamente; las palabras sonaban un tanto absurdas, comparando con los dialectos hablados en algunas zonas dentro de la provincia, lo que más prevalece son palabras proto-quechua o quechua primitivo.

En un principio pensé que esta lengua habría empezado a morir debido a la imposición del quechua en el gobierno de Túpac Yupanqui, y eliminado completamente a la llegada del español. Pero conforme empecé en el proceso de exploración desde cero en los dialectos que hay en el campo, me empecé a dar cuenta qué algunas palabras de esta antigua lengua aún permanecen presentes, pero que poco a poco se va olvidando y remplazando por palabras españolas.

Actualmente se viene investigando esta lengua, y poco a poco van saliendo a la luz nuevos datos interesantes, como que CHUKO o CHUGO significa: Tierra, región o país. Así pues, lo que antes se denominaba ChukoWay, una palabra proto-quechua, en realidad es Culle, cambiando el significado de tal palabra, palabra que se tomó debido al río que pasa por la margen derecha de Santiago de Chuco, el río WayChaka (Guaichaka); se podría decir que WAY o GUAY, está todavía en proceso de descifrar.

Una experiencia de lo más interesante me ocurrió cuando estaba recolectando palabras Culle, y tras conversar con mi abuela sobre las lenguas que se hablaban antes en Santiago de Chuco, comprendí que las huellas del Culle aún están presentes, pero poco a poco se va debilitando. Le comenté que la palabra pukyu, una palabra muy usada para nombrar a los manantiales, es proto-quechua; a lo que comentó algo que agradeceré toda la vida, me mencionó una palabra que jamás había oído, la anoté, y luego de seguir recolectando más palabras me encontrava frente a una poza cavilando.

Allí pues con la vista fija en el agua, estaba recordando mis tiempos de infancia cuando en aquella poza con mi primo capturábamos renacuajos, y los metíamos en depósitos juntos a otros animalitos del agua para verlos como van creciendo, y como actúan. A estos pequeños renacuajos indefensos le llamábamos Kongules, porque así nos lo habían enseñado desde pequeños. De pronto se vio irrumpido mi pensamiento al llegar una libélula, un insecto que tiene como hábitat natural las cercanías de lagos, charcos, ríos y tierras pantanosas, ya que sus ninfas son acuáticas; en Santiago de Chuco es conocido como Kongosh. Allí, en ese instante salto a mi mente la palabra que me había dado mi abuela: “Konyam”. Así es, no era coincidencia, tres palabras relacionadas con el agua, y recordé que KOÑ, palabra Culle, significaba Agua. Con el ánimo elevado continué investigando muchas más palabras que estoy tratando de relacionar para pronto tener más conclusiones. Así pues el Culle, todavía no muere por completo, aún podemos rescatarlo…

Eduardo R. Príncipe León
Contacto PLER Designs Edward Prince Lion
YO Santiago de Chuco
©2009-2019 All rigths reserved by PLER Designs®
También
estamos en:FacebookTwitterFlickrYoutube